Lea la información más reciente sobre la respuesta de NCA a COVID-19.
Nicaragua Christian Academy EXCELENCIA ACADÉMICA CON FUNDAMENTOS CRISTIANOS

Promoviendo una “Cultura de Colaboración”

20/3/2015 NCA Matagalpa Facultad y Personal, Los Padres, Vida Estudiantil

Por Sara Espinoza (Profesora y Entrenadora Docente)

Al inicio del segundo año (2014) de NCA Matagalpa, agregamos algo contra-cultural a nuestro contrato con los padres: un compromiso de completar por lo menos cinco horas de servicio en NCA durante el año. En Nicaragua (igual que en muchos piases de América Latina), es común que padres que pagan por educación privada difieren la responsabilidad de educación de sus hijos/hijas completamente al colegio. En muchos casos, los colegios también mantienen una postura autoritaria que intimide a los padres y les disuade de involucrarse. La misión de NCA dice que “colaboramos con padres cristianos para formar discípulos activos de Jesucristo” y nuestro equipo administrativo noto que la creación de una cultura de colaboración requiere una intencionalidad.

Empezamos el año pidiendo a los padres responder una encuesta de maneras en la cual ellos estarían interesados en apoyar el colegio. Nos animamos por el numero de sugerencias adicionales que agregaron los padres a la lista, y después nos animamos aun mas cuando recibimos respuestas positivas a solicitudes específicos de apoyo. En ocasión, tuvimos que corregir la percepción que las horas de servicio podían ser cumplidas por medio de enviar un empleado o una cuota, pero durante el año nos sorprendimos con la actitud positiva y la iniciativa de los padres. Estábamos pidiéndoles por su apoyo, pero ellos fueron los que constantemente estaban agradeciéndonos a nosotros! “Gracias por inivitarnos a participar!”

Entre otras cosas, los padres ayudaron con la construcción de un vivero temporal, siembra de plantas, costuraron cortinas, diseñaron un área de comedor, trabajaron en la feria familiar, arbitraron para partidos, coordinaron y decoraron para presentaciones, elaboraron mesas y bancas, enseñaron como sustitutos, dirigieron estudios bíblicos, organizaron la biblioteca, dieron tutoría y recogieron hojas. Iniciamos con la meta de 530 horas de servicio acumuladas para el año y al final del año totalizamos 591 horas. En los primeros dos meses de 2015, ya hemos superado los 128 horas de servicio y los padres nuevos al colegio ya empezaron a contribuir también.

Pero los numeros solo compartan una pequeña parte de la historia. Tal vez un resultado aun mas importante fue lo que desenvolvió durante el año...se estaba formando una familia. Cuando se les pregunta a nuestros padres, personal y estudiantes lo que les gusta del colegio, la respuesta casi siempre es “el sentir de familia”. Colaboración requiere una intencionalidad pero en NCA lo vemos como un privilegio y nuestra intención es mantenerla una prioridad.

Publicado el 20 de marzo de 2015. Escrito por Sara Espinoza. Fotos por David Stienstra. Traducción al español por Nathan Sandahl.